Qué hacer en La Paz en 1 – 2 días

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Contenidos:

La Paz es una de las ciudades más importantes de Bolivia, sede de Gobierno del Estado de Bolivia, aunque no su capital.

Se encuentra a una altura de 3600 msnm. Esto hace que tenga unas variaciones de temperatura enormes con lo cual tienes que abrigarte bien por la mañana e irte quitando capas como una cebolla a medida que se aproxima el mediodía, para más tarde volvértelas a poner.

Hay que tener cuidado cuando uno llega con avión, ya que el mal de altura puede afectarte mucho. Puede darte dolor de cabeza, nauseas o simplemente que te falte el aire al dar tres pasos.

No por ser una ciudad grande es menos auténtica que el resto de Bolivia. En la Paz también vas a ver a las señoras con sus típicas vestimentas cargando todo tipo de mercancías envueltas en ropas de colores a sus espaldas.

La ciudad es muy bonita ya que está metida en un valle y se ha ido expandiendo por las laderas de las montañas que la rodean. Eso sí, a mí personalmente me pareció un poco estresante debido a los cientos de colectivos que se desplazan por la ciudad pitando cada tres segundos.

A continuación, vamos a presentarte las cosas que hacer en la Paz si tienes uno o dos días para visitarla. Nosotros lo hicimos todo en un día, pero empezamos a las siete de la mañana y fuimos a full. Así que, si tienes tiempo y quieres tomártelo con un poco más de calma, puedes distribuirte las siguientes actividades en dos días.

Móntate en el teleférico y admira la ciudad desde el aire

La ciudad está situada en un valle y se ha expandido de tal forma que las casas han acabo construidas arriba de las montañas, lo cual dificulta su acceso. Para facilitar ese acceso se construyeron varias líneas de teleférico, lo cual resulta una forma comodísima de llegar a las partes superiores de la ciudad.

El teleférico de la Paz cuenta con diez líneas y aún está en expansión, por lo que pronto se incrementará esa cifra.

Una de las mejores cosas que hacer en la Paz es darte una vuelta en su teleférico. Además, es una forma ideal de ubicar los puntos de la ciudad que quieres visitar.

Cada tique de teleférico cuesta 3 bolivianos, pero por solo 11 bolivianos puedes pedir que te hagan una ruta circular con trasbordo inmediato. Esto significa que vas cambiando de línea en línea sin salir del teleférico dado que en caso que salgas el tique quedaría inválido. La ruta que hicimos nosotros fue: naranja – roja – plateada – celeste – amarilla – blanca.

Puedes comprar el tique en cualquier estación de teleférico. En la taquilla solo tienes que pedir que te hagan un billete que incluya este circuito circular.

Cómprate un souvenir en el Mercado de las brujas

Este mercado está conformado por decenas de puestos donde encontrarás artesanías, remedios naturales y artículos de brujería. La verdad es que es bastante curioso las cosas que venden. Es un lugar perfecto si quieres comprar algún souvenir. También hay puestos de comida callejera donde puedes probar las típicas empanadas.

Visita la Plaza de armas Murillo

Plaza situada en el centro histórico donde se ubica la catedral metropolitana, el palacio de Gobierno y la asamblea Legislativa y dónde habitan cientos de palomas hambrientas 😊.

Cerca de la plaza se encuentran calles preciosas del centro histórico como la calle Jaén.

Visita la Basílica de San Francisco

Situada en la plaza Mayor de San Francisco y en pleno corazón del centro histórico de la ciudad se alza esta imponente basílica, la más importante de la Paz.

Pasea por Sopocachi

Es el barrio más moderno de la ciudad. Paseando por Sopocachi vas a encontrar edificios muy altos y muchos bares y restaurantes modernos, algunos de los cuales son bastante curiosos como el Diesel. No es que el barrio tenga nada en particular, pero está bien para darte un paseíto ya que es más relajado que el centro de la ciudad. Puedes llegar caminando desde el centro.

Escápate al Valle de la Luna

El Valle de la Luna es famoso por sus peculiares formaciones rocosas. No es muy grande, de hecho, hay dos caminos muy fáciles de recorrer; uno de 15 minutos y el otro de 45. Es curioso de ver, aunque a mí personalmente, después de haber estado en Tupiza y haber visto sus increíbles formaciones rocosas, no me gustó demasiado, me pareció como muy artificial.

Se puede llegar de forma muy fácil tomando un colectivo que se dirija a Mallasa y pidiéndole al conductor que te deje al valle de la Luna. Te va a dejar en la mismísima puerta así que no hay perdida. El precio del pasaje es de 3 bolivianos y el trayecto toma unos 30 minutos. Para la vuelta, pillas el colectivo en el mismo sitio donde te ha dejó.

La entrada al Valle de la Luna cuesta tan solo 15 bolivianos.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política.